fbpx

Estas modalidades educativas existen desde hace mucho tiempo, pero eran consideradas, en el mejor de los casos, como complemento para actividades muy puntuales de la modalidad presencial. Con la llegada del Covid-19, han permitido darle continuidad al año escolar que estaba en desarrollo; gracias a ellas fue posible no interrumpir los estudios en los diversos niveles de formación y los programas de capacitación o formación continua.

Dada la situación que aún permanece ante la pandemia, en muchos países estas serán las modalidades educativas que privarán para el próximo año o meses, o al menos hasta que contemos con una vacuna o tratamiento efectivo para el Coronavirus; y aun cuando la pandemia pase, dadas las bondades que han permitido experimentar a lo largo de todo el sistema, con seguridad se seguirán aplicando de manera complementaria a la educación presencial, en perfecta combinación y equilibro.

Ahora bien, ¿Que es educación a distancia y virtual? ¿En que se diferencian? Permítannos hacer una disertación muy sencilla sobre cada una de ellas.

La educación a distancia es aquella en la cual los estudiantes no requieren asistir físicamente al lugar de estudios, se caracteriza por la flexibilidad de sus horarios, pues el mismo estudiante organiza su tiempo de estudio, lo cual requiere cierto grado de autodisciplina.

Por su parte, la educación virtual es aquella donde el alumno aprende principalmente en línea o a través de internet; es también llamada “educación en línea o virtual”, se refiere al desarrollo de programas de formación que tienen como escenario de enseñanza y aprendizaje el ciberespacio, y el uso de herramientas de tecnologías de información y comunicación TIC.

Dentro de las ventajas o bondades de estas modalidades, podemos mencionar:

  • La educación pasa de estar centrada en el Maestro o Profesor, al alumno; es el alumno el protagonista del proceso; esto permite aprovechar de mejor manera las habilidades tecnológicas con las que cuentan las nuevas generaciones quiénes tienen una mejor aceptación y una mayor facilidad para su uso y dominio (parecen haber nacido con ellas en su ADN).
  • Al ser el alumno el protagonista del proceso tiene comodidad total de accesar cuando y donde lo quiera. Lo puede hacer desde su casa, su escuela o su trabajo; en el momento que les sea más conveniente y de acuerdo a su disponibilidad de tiempo.
  • Desarrolla en los estudiantes las capacidades de organización, planificación, análisis, reflexión, investigación, síntesis, cooperación, motivación, compromiso, responsabilidad, colaboración y aplicación de lo aprendido, además de competitividad, innovación y creatividad.
  • Las actividades y experiencias educativas se diseñan con mucha pedagogía y de manera innovadoras para que los estudiantes las aprendan fácilmente, las practiquen y las usen las veces que sean necesarias. Esto impulsa a que los profesores aprendan nuevas tecnologías y metodologías, diseñen más y mejores experiencias de aprendizajes, y lleven registros de los aprendizajes de sus alumnos, lo que les ayuda a retar y mejorar oportunamente sus clases.
  • Estas modalidades de aprendizaje tienen un impacto muy positivo en la capacitación de personas que trabajan, quiénes están más motivados, aprenden de manera más eficiente y quedan más satisfechos cuando el aprendizaje lo hacen en el momento correcto y para problemas auténticos.
  • La educación virtual permite la posibilidad de hacerse de manera instantánea o en tiempo real (sincrónica) o de manera retardada (asincrónica); esto impulsa la interacción con y entre personas de diferentes culturas y el debate de las ideas sin prejuicios por la edad, la raza, el género, nivel social, etc.
  • El aprendizaje en línea es básicamente interactivo. Se pueden dar interacciones entre el instructor y el alumno, entre alumno y alumno o entre un grupo de “participantes” o con expertos y colegas profesionales que no son parte del curso. Los “participantes” que están lejos los unos de los otros pueden trabajar juntos para resolver el mismo problema. Por otra parte, para muchas personas y en muchas áreas del conocimiento, el proceso de aprendizaje funciona mejor en un contexto social en el que los estudiantes se apoyan los unos a los otros en la adquisición y aplicación de conocimiento y nuevas habilidades.
  • El aprendizaje virtual difunde el conocimiento de manera que el acceso a bibliotecas, laboratorios y a la experiencia está disponible prácticamente en cualquier lugar. Los estudiantes tienen acceso a una enorme y creciente acumulación de ideas diversas, pensamientos y actividades de aprendizaje que pueden usar los instructores para crear nuevas oportunidades de aprendizaje. Estos recursos pueden estar en cualquier parte del mundo.
  • La educación virtual puede incluir además de reportes y documentos basados en texto, material de audio tales como discursos, conferencias, video como cortos de televisión y secuencias de aprendizaje asistida por computadora; se incluyen también el uso de herramientas que aprovechen la tecnología móvil y las redes sociales.

Algunas desventajas o limitaciones que podemos destacar:

  • Estas modalidades contravienen al rasgo cultural de la interacción personal, aspecto este intrínseco del Ser Humano; la convivencia con los otros nos es muy importante en el ámbito de la educación. Para algunas personas es muy difícil lanzarse a la aventura de los estudios a distancia o virtual, llegando a rechazarla y a perderse las oportunidades de crecimiento que ellas traen consigo. Diseñar e implementar experiencias educativas amigables, que permitan no solo el aprendizaje sino también su disfrute, pueden ayudar en cambiar este paradigma.
  • Aún persiste alguna pasividad en las personas para educarse a través de estas modalidades, ya que se perciben como difíciles. Y nada es más alejado de la realidad; no es necesario ser un experto en tecnología; las soluciones educativas cada día son más sencillas, amigables y usan aplicaciones y herramientas que están prácticamente al alcance de todos; tal vez solo hace falta atreverse a vivir una primera experiencia; lo demás viene por sí solo.
  • Las clases, cursos o soluciones educativas requieren de metodologías y estructuras pedagógicas que permitan garantizar la calidad del aprendizaje; las instituciones educativas, expertos, profesores y maestros, deben actualizar sus conocimientos y habilidades para estar a la vanguardia de las exigencias de estas modalidades; cada día hay más instituciones ofreciendo oportunidades de reaprender y adecuar las metodologías presenciales a la virtualidad y distancia; sin duda este tiempo de educación en cuarentena, no solo ha permitido probar nuevas maneras y experimentar con éxito, sino también han enriquecido y creado nuevas formas de formación con calidad y éxito.
  • En particular la educación virtual requiere de una importante inversión al principio para estructurar funciones, constituir unidades técnicas para desarrollar las herramientas necesarias y la adquisición de los equipos y tecnologías de información y comunicación requeridas. Dada la situación de pandemia que permanecerá más tiempo del que inicialmente se había estimado y la necesidad de mantener los diferentes niveles de educación activos, disponibles y al acceso de toda la población y profesionales, es importante que los Gobiernos, Instituciones Educativas, Financieras y la Empresa Privada, los Organismos Multilaterales, definan e implanten con urgencia, programas de reeducación para profesores y maestros y expertos funcionales, aligeren la activación de los profesionales de tecnologías para los nuevos desarrollos e impulsen un plan acelerado de adquisición o modernización de equipos y herramientas, así como ampliar la conectividad de la internet; no hacerlo ahora sería adentrarnos en una era de atraso importante en lo educativo, que sin duda tendrá una relevante repercusión en la próximas décadas. Quiénes logren comprender esta necesidad y hacerlo, tendrán una ventaja competitiva frente a quiénes se nieguen a verlo.
  • En particular estas modalidades educativas en países como Venezuela, requiere de una alta participación de los padres o representantes en las actividades formativas de los más pequeños (preescolar y primaria), y ciertamente los adultos en su mayoría no están preparados para hacerse cargo de ello, ya que la tendencia es que el sistema formal es el responsable, al menos de esa forma está considerado.

Es otro de los paradigmas que debe cambiarse; es importante considerar la preparación urgente de los adultos que acompañan a los más pequeños. Hacerlo no es tan complicado, ya que no se trata de convertirlos en maestros; con técnicas efectivas de tutoría y mentoría pueden cumplir muy bien su rol.

Expusimos aquí algunas de nuestras miradas sobre los pros y contras de la educación virtual y a distancia como modalidades educativas que han venido a darle continuidad a la educación formal ante la imposibilidad, por un tiempo indeterminado, de la educación presencial. Nos permitimos dar nuestra perspectiva de cómo hacernos cargo de las desventajas para abordarlas e intentar convertirlas en oportunidades que maximicen los resultados de estas modalidades.

Desde S&P Academy y S&P Consultores, estamos preparados y a su disposición para acompañarlos en los retos que, sobre lo Educativo, debemos asumir como profesionales, empresarios y conciudadanos de un país y del mundo. Impulsar el proceso educativo vía virtual y a distancia, para acceder de manera moderna al conocimiento, al desarrollo de habilidades, destrezas y competencias, en un ambiente colaborativo y creciendo como una comunidad en estos espacios interactivos, es parte de nuestra razón de ser.

Somos sus aliados para la educación virtual.

Gracias por leernos…

Yodalys L. Muñoz Barboza, Directora Académica

Ruben A. Castillo L., Director Técnico

[VIDEO] Webinar 26-Oct – NORMAS INTERNACIONALES SOBRE RESISTENCIA BALISTICA DE MATERIALES Y BLINDAJE PERSONAL

Webinar 26-Oct – NORMAS INTERNACIONALES SOBRE RESISTENCIA BALISTICA DE MATERIALES Y BLINDAJE PERSONAL

Así fue el webinar 19-Oct – Ecología Emocional

Share on facebook
Compartir
Share on whatsapp
Compartir