Lección 5 de 12
En Progreso

¿Por qué es importante el ambiente?

Nos podríamos extender mucho para explicar la importancia del ambiente, pero se podría resumir en una cuestión clave: el ambiente es la fuente de la vida para cualquier especie. El ambiente es nuestro hogar, tanto de la especie humana, como de de todas las especies animales y vegetales que habitan este planeta. Es el entorno que posibilita la vida, de él se obtiene el agua, la comida, el combustible y cualquier materia prima que utilicemos para construir y mejorar la calidad de vida.

Los humanos emplean la naturaleza para actividades tanto económicas como de ocio. La obtención de recursos naturales para el uso industrial sigue siendo una parte esencial del sistema económico mundial. Algunas actividades, como la caza y la pesca, tienen intenciones tanto económicas como de ocio. La aparición de la agricultura tuvo lugar alrededor del noveno milenio antes de Cristo. De la producción de alimentos a la energía, no cabe duda de que la naturaleza es el principal factor de la riqueza económica.

La importancia que demos al ambiente no trata simplemente de mantener la naturaleza, sino que significa poder seguir viviendo en este planeta ya que del ambiente sacamos todo lo necesario para que podamos vivir. De aquí la necesidad de encontrar la forma de desarrollarnos de manera sostenible, aunando nuestras necesidades económicas con la salud del planeta.

Pasamos ahora a hacer un resumen de la importancia de los componentes del ambiente.

Función e importancia de la atmósfera: Sin la atmósfera, la Tierra se parecería mucho más a la Luna.

  • Los gases atmosféricos, especialmente el dióxido de carbono (CO2) y el oxígeno (O2), son extremadamente importantes para los organismos vivos. La atmósfera hace posible la fotosíntesis, proceso mediante el cual las plantas usan el dióxido de carbono (CO2) y crean oxígeno (O2). Al crear oxígeno y alimentos, las plantas han creado un entorno favorable para los animales. En la respiración, los animales usan oxígeno para convertir el azúcar en energía alimenticia.
  • Por otra parte, la atmósfera es un importante reservorio de agua. Debido al ciclo hidrológico, el agua pasa mucho tiempo en la atmósfera, principalmente como vapor de agua.
  • El ozono en la atmósfera hace posible la vida en la Tierra. El ozono en la atmósfera superior absorbe la radiación ultravioleta (UV) de alta energía proveniente del Sol, protegiendo a todos los seres vivos del planeta. Sin ozono, solo las formas de vida más simples podrían vivir en la Tierra.
  • La atmósfera mantiene la temperatura de la Tierra estable y moderada. Junto con los océanos, la atmósfera mantiene las temperaturas del planeta dentro de un rango aceptable. Sin una capa atmosférica, las temperaturas de la Tierra serían demasiado frías por la noche y abrasadoras durante el día.
  • También proporciona un medio para que las ondas viajen. La atmósfera está compuesta de gases que ocupan espacio y transmiten energía. Las ondas sonoras se encuentran entre los tipos de energía que viajan a través de la atmósfera. Sin ella, no podríamos escuchar un solo sonido, la Tierra sería tan silenciosa como el espacio exterior. En adición, ningún insecto, pájaro o avión podría volar, porque no habría atmósfera para sostenerlos.
  • Además, actúa como escudo protector contra los meteoritos, los cuales se desintegran en polvo a causa de la fricción que sufren al hacer contacto con el aire.

A continuación, se detallan algunas de las funciones más importantes del agua en la hidrósfera:

  • El agua es parte de las células vivas. Cada célula de cada organismo vivo está compuesta por casi un 75% de agua. Sin agua, las células no podrían llevar a cabo sus funciones normales y la vida no podría existir. De hecho, la mayoría de las reacciones químicas que ocurren en la vida involucran sustancias que se disuelven en el agua.
  • El agua proporciona un hábitat muy importante. Los diferentes componentes de la hidrosfera constituyen el hábitat de muchos animales y plantas: ríos, lagos, mares.
  • Regulación del clima. Una de las características únicas del agua es su alto calor específico. Esto significa que el agua tarda mucho tiempo en calentarse, y en enfriarse. De esta forma ayuda a regular las temperaturas en la Tierra, logrando que permanezcan dentro de un rango aceptable y compatible con la vida. Las corrientes oceánicas también ayudan a dispersar el calor terrestre.
  • Necesidades humanas. Los humanos utilizamos el agua de muchas maneras. No solo necesitamos agua potable para beber, sino que también es una parte esencial en nuestras actividades diarias, ya sea en el hogar o en la industria.
  • Un beneficio sumamente especial que el hombre ha logrado con el agua ha sido la generación de electricidad a través de la energía hidroeléctrica.
  • Estas son solo algunas de las funciones que tiene el agua en nuestro planeta, pero existen muchas otras funciones relacionadas con su química y la forma en que puede disolver sustancias.

Los seres humanos somos dependientes de la geósfera, donde podemos resaltar:

  • Define gran parte del entorno en el que vivimos. La topografía de la superficie, combinada con el movimiento del agua a través del paisaje y la distribución de los suelos fértiles, es el factor dominante que determina dónde cosechamos nuestros cultivos y qué tan exitosos pueden ser. Se ha demostrado que las primeras civilizaciones en Asia, África, América del Norte y América del Sur prosperaron donde las condiciones fueron buenas para el cultivo.
  • Genera fenómenos naturales que dan forma a la Tierra e impactan nuestra vida. Aunque la distribución de las plantas, y por tanto de los animales, es controlada en gran medida por el clima global, también varía en respuesta a los cambios en la elevación y la distribución de los suelos.
  • La distribución de las montañas, la posición de los continentes, la forma del fondo del mar y la ubicación de los principales ríos y lagunas son el resultado de los procesos que ocurren en la geósfera.
  • Controla la distribución de minerales, rocas y suelos. La distribución de los recursos minerales, como el petróleo, el carbón, los minerales metálicos y no metálicos, como la arena y la grava, son fundamentales para el éxito económico de la mayoría de las naciones.
  • Es particularmente importante por la forma en que interactúa con las otras capas de la Tierra. Por ejemplo, se cree que la evolución de la atmósfera moderna es un producto combinado de procesos geológicos (desgasificación volcánica, meteorización de rocas, oxidación de hierro) y procesos biológicos como la fotosíntesis. Se ha planteado que una parte del agua que compone el océano del mundo se originó a partir del vapor volcánico.

 

La biodiversidad contribuye al bienestar del ser humano de múltiples maneras. Por ejemplo, los humanos derivan de ella bienes y productos esenciales para la vida: oxígeno, alimentos, productos farmacológicos, productos industriales, combustibles, recursos genéticos para la propagación de cultivos, servicios naturales para el control de plagas, entre otros). Todos estos valores de la biodiversidad son tranzados en el mercado moderno ya que han sido incorporados en las actividades económicas.

Adicionalmente, la biodiversidad tiene valores no productivos que se pueden expresar en términos como el conocimiento, la estética, valores de existencia y otros. Por ejemplo, hermosos paisajes para el disfrute y la relajación. Muchos de los valores no productivos de la biodiversidad no son posibles o son muy difíciles de cuantificar monetariamente, porque no han sido incorporados en una cadena de valor económico, pero pueden ser justificados suficientemente como para exigir y realizar medidas de preservación y conservación.

Fig. 17 Los arrecifes de coral acogen el 25 % de la vida marina, alimentando a millones de personas.
Foto de Kadir van Lohuizen/NOOR/PNUMA

El valor de la biodiversidad se puede sintetizar en dos rasgos esenciales. Por un lado, es el fruto del trabajo de millones de años de la naturaleza, por lo que su valor es incalculable e irremplazable. Por otro, es garantía para el funcionamiento correcto del sistema que forman los seres vivos, junto con el medio en el que viven y al que contribuyen para su supervivencia. De esta forma, podemos afirmar que la biodiversidad no sólo es significativa para los seres humanos, sino que es esencial para la vida del planeta.